Cultura musical para indios y salmones

LA CALMA CHICHA (2015), TULSA

en ÁLBUMES por

Iza

Muy curioso lo de Miren Iza (Tulsa). Cuando estaba en España hacía un folk-rock muy inspirado en la Americana. Se va a USA y vuelve con un disco nada folk rock y si con mucha base electrónica. Pareciera que patrocine una especie de asimetría interpretativa entre su lugar de residencia y su música. También con sus letras nos tiene confundidos e intrigados. En sus dos primeros discos como Tulsa las letras eran demoledoras, sinceramente incómodas hasta la inconveniencia. En este tercer disco, y en contra de lo que he ido leyendo por ahí, creo que las letras se han suavizado (lo que no tiene porque ser negativo) y si las ha escrito en Nueva York, que parece que sí, vuelve a manifestarse esa paradoja asimétrica. En una ciudad con fama de dura sus letras se ablandan… en sus propias palabras: “…yo creo que es un disco sensorial, ligero, y amoroso” (entrevista en Indiespot).

Tal vez la explicación la haya dado ella en una recientes declaraciones en la misma entrevista citada: “Me he dado cuenta del poco sentido que tenía que yo hiciera americana ”. Bueno, antes nos gustaba y nos gusta ahora (aunque no haga americana). De Miren Iza lo que interesa es lo que transmite y remueve con su particular voz (a veces casi ingenua) y sus letras bestias y nunca anodinas. Esa es otra asimetría que nos sorprende y atrapa. Le puede pasar algo que ya le pasó y aunque menos, creo que le sigue pasando, a Cristina Rosenvinge: o las odias ‘a muerte’ o te entregas a su juego sin reservas (por si hubiera dudas, esto último es lo que nos sucede a nosotros).

Ponerse puristas como hacen algunos con los registros vocales de ambas, parece a estas alturas estúpido, porque oiga, el mismísimo Dylan desafina más que afina (lo decimos porque estamos seguros que nadie va a irle con nuestra declaración…, se cabrearía…) y ya ven, referente del universo musical. Hay quien las ha comparado y de hecho ellas propiciaron un poco a ese juego grabando y yendo de minigira juntas. Lo que tienen en común todos estos artistas es que han conseguido que sus limitaciones jueguen a su favor, formen parte de su personalidad y que el contenido global de su obra salga reforzado, porque indudablemente todos ellos utilizan la voz como instrumento para transmitir otra cosa. Otro monstruo, Neil Young, dice que al público le costó dos años acostumbrarse a su voz y ciertamente, si se le oye sin acompañamiento musical, esta es realmente peculiar. Por eso odiamos “La Voz” y similares engendros. ¿Porque alguien querrá cantar imitando a otro?. Como ejercicio de imitación puede suponer un cierto aprendizaje de técnicas y truquillos (según a quien se imite claro) pero como tarea artística es estéril. Ahí no hay nada del presunto artista más que su imagen física (que también suele ser otra copia), de forma que nos quedamos con algo vacío y pringoso entre las manos. Lo contrario es la actitud de Miren Iza y de muchos otros que con mayor o menor fortuna recorren SU propia ruta.

Por eso comprendemos el cambio de rumbo de Tulsa con su nuevo disco. Por cierto, las letras de este siguen siendo desasosegadas pero sin la crudeza de anteriores trabajos. “¿Si me veo haciendo canciones alegres?. No tengo ni idea, supongo que sí, cuando me canse de mi propio lamento”. (El País, 2007)

Ella dice que su faceta de psiquiatra y la de compositora están absolutamente separadas pero ella también sabe perfectamente que el inconsciente existe y que ahí no se separan las cosas tan fácilmente…

Miren en Nueva York

Miren en Guipuzcoa

En lo que respecta al “disco”, los temas que nos encontramos son nueve:

1.-Leña. “Esta leña nunca más arderá”. Guitarras con sustain y lógica heraclitiana. En esta canción casi se afirma la necesidad del desamor. ¿Es este una forma de estabilidad emocional basada en la necesidad de cambio?. Las respuestas denlas ustedes.

2.-Oda al Amor Efímero. Uno de los “singles” del disco. “Podría pasarme la vida lamiéndome las heridas y aun no cicatrizarían, mejor me levanto y salgo de este estéril letargo y vuelvo a empezar, a empezar a creer que hay alguna opción de ganar”. De cómo superar el daño emocional y buscar una salida: “…no me importa si eres listo o idiota te voy a querer igual”. Si todo eso da igual resulta que el Amor será incondicional. Si el destino es inconsistente da igual la opción que se elija, pero ligera y efímera, eso sí, porque “hay muchos peces en el océano” .

3.-Gente Común. No todas las canciones iban a dar vueltas al tema del amor, el desamor y las relaciones. En ésta composición Tulsa llama a la rebelión de la “gente común”. Se acabó. A las armas. Composición de base tecno-tecno. Base rítmica “obrerista y postindustrial” que seguro que sería del agrado de los insignes Aviador Dro… Tulsa manifiesta el hartazgo de la situación social actual en la que, metafóricamente, un padre pide perdón a su hijo por permitir que “su casa ya no sea un sitio seguro” y que “el inútil ahora sea el rey”. Se lo agradecemos porque ahora más que nunca sigue siendo necesario que la “gente común” piense y piense como va a querer vivir y como vamos a querer que vivan nuestros hijos.

4.-Casa. Atmósfera espesa, densa, guitarras en tormenta. La letra es prácticamente imposible de entender sin ver el texto escrito.

5.-Los amantes del puente. Otra de la grandes canciones del disco. Vuelve el amor a un Madrid triste. Se repiten los mismos patrones sentimentales y amatorios de la obra de Tulsa: El peso de lo inexorable, del impulso: “Sé que no debo sucumbir a esta manía mía de repetir…” . En el fondo es esta una canción de guerra y conflicto, la eterna guerra entre razón y emoción, intelecto y sentimiento. Miren Iza sabe llevar los lugares comunes a otra dimensión, porque la mayoría de hombres -y menos mujeres- saben que significa que te digan (o han dicho) que “a partir de mañana solo podremos ser amigos”. Ahora las relaciones son sinceras y potentes pero también efímeras porque lo otro es sufrir: “Solo hoy seremos los amantes del puente”.

6.-Bosque. Canción onírica y muy visual, con grabaciones de fondo muy evocadoras, algunas reproducidas al revés (joé con los plug-ins…) y mezcladas con la voz.

7.-En tu corazón solo hay sitio en los suburbios. Otra vez lo inexorable. Quiero probar aun sabiendo que no voy a ser feliz pero tampoco eso puede durar. La superficialidad de la relación “suburbial” genera una calma que va a mutar en explosión: “se está gestando un motín”. Una vez se ha tomado la decisión: “…no hay nada que me pueda herir”. En pocas palabras, alguien está a punto de que lo manden “allí donde no llueve” (eso lo digo yo, no la compositora).

 

8.-Ay. Si, ay!. No me pregunten porque pero esta canción me recuerda a Vainica Doble. En concreto me evoca en “Cartas de amor” (El Tigre del Guadarrama, 1981) a aquella lejana mujer que decía:

Escribo a diario

una carta de amor

sin destinatario

y la echo en el buzón.

 

Siempre espero al cartero

con ilusión

a la misma hora y con la misma fe

y siempre la misma historia:

“no hay nada para usted”

 

Cartas de amor

sin destino,

cartas de amor

sin dirección

qué aberración

qué desatino,

qué sinrazón.”

Efectivamente, el corazón es inconsistente y una sinrazón:

a veces si a veces no, dices mi corazón…”.

9.-Los ilusos. Canción onírica en el sentido literal de la palabra, pero en un sentido más directo que en Bosque. Es la reivindicación de la noche y de los sueños: “quiero declarar la guerra a la realidad y vivir en tus sueños siempre”. Es también la imagen de un amor efímero como todos los que recrea Iza, “…que todo esto es perfecto pero que acabará como todo lo que tiene esa posibilidad”.

[spotify id=”spotify:album:4LPaEdmHZrT1eOj2oRhrIW” width=”300″ height=”380″ /]

En fin, indiferentes no nos deja Tulsa y hoy en día, en nuestro universo saturado de estímulos, eso ya es un triunfo mayúsculo. Si además ese solo es el tercer “larga duración” del grupo, el futuro se nos llena de esperanza e impaciencia, porque queremos más.

2 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicado.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Lo último de ÁLBUMES

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir Arriba