Cultura musical para indios y salmones

GUIDANCE (2016), RUSSIAN CIRCLES.

en ÁLBUMES por

Las bandas instrumentales de post-rock tienen un reto definido: encontrar ese complicado equilibrio entre una narrativa musical compleja y el auto-bombo. Si consideramos Explosions in the Sky y Caspian como dos de las bandas que han emergido satisfactoriamente siguiendo la estela de artistas como Mogwai, otro difícil reto que han de superar los grupos instrumentales es el de conseguir dicho equilibrio y trascender en la batalla frente a la competencia. Russian Circles se erigen como un recordatorio de que la música instrumental puede ser maleable de manera infinita y desafiar expectativas por parte de su público.

‘Guidance’ puede ser considerado como un tímido flirteo con el onanismo. Podemos verlo claramente reflejado en ‘Asa’: un tema clamado y excesicamente edulcorado que se filtra en nuestros oídos de manera excesiva e innecesariamente larga. El inicio del segundo tema (‘Vorel’) y el tema en sí, se conforma de una manera tan perfecta que hace de Vorel una mera tediosa introducción de la obra maestra ‘Vorel’. Sullivan conforma con su guitarra oscuras fracturas que cubren a ‘Vorel’ con una verdadera pátina black metal. Turncrantz and Brian Cook usan sus opacos ritmos con tanta intensidad y con unos riffs tan inmensos que recuerdan al espíritu de Pelican.

‘Mota’, el tercer tema, continúa con capas a partes iguales de riffs brillantes de guitarra y una energía nerviosa que nos sumerge en la esencia del post-rock. El cuarto tema, siguiendo muy de cerca a ‘Vorel’, se presenta como el tema más fuerte en ‘Guidance’. Liderado una vez más por Cook y Turncrantz, el tema se sumerge en una melancolía masivamente metal. Cook posee una excelente habilidad para destacar aquellas notas que magnifican exponencialmente la batería y la guitarra al mismo tiempo.

‘Overboard’ ofrece el equilibrio de la delicadeza a la fuerza al conjunto de ‘Guidance’. Pero una vez más, cede ante la autocontemplación narcisista. ‘Calla’, por otro lado, aparece como la melancólica espiritualidad necesaria para aportar oscuridad a una tímida y emergente luz que se vislumbra en ‘Overboard’. El tema final, ‘Lisboa’, comienza como un requiem antes de alcanzar su clímax en picos de optimismo y esperanza envueltos en un halo de ansiedad. Con una estructura que parte del miedo y la tristeza hasta la esperanza, este último tema contrasta con la estrcutura del resto de temas en ‘Guidance’, que normalmente van de la contención a la ansiedad.

El último álbum de Russian Circles, por tanto, es una muestra más de que la banda de post metal tiene una habilidad extraordinaria para expresar y analizar emociones y múltiples estados de ánimo sin articular palabra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicado.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Lo último de ÁLBUMES

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir Arriba