SEEING THINGS (2008), JAKOB DYLAN

en ÁLBUMES por

jakob dylan “seeing things”

Así lo pone en la portada. Así están escritos los títulos de las canciones. En minúsculas. Nada más lejos de la realidad.

Jakob Dylan (hijo de Bob), nos presentó su primer disco en solitario, paréntesis en su carrera con el grupo “The Wallflowers”.

Diez canciones completas, pero minúsculas en la instrumentación. Grandes en composición, pero pequeñas en cuanto a ambición. Mayúsculo trabajo del productor, aunque con poco trabajo de producción.

Jakob demuestra que no necesita su apellido, que podría haber adoptado el apellido original de su familia paterna (Zimmerman). No necesitas favores de nadie cuando eres bueno. Y él lo es. Y su disco es muy grande. Aunque sean sólo diez canciones, aunque sea casi minimalista.

Sorprende la elección del productor, Rick Rubin…pero sorprende aún más el resultado. Y más aún a los que le recordamos especialmente por “Blood sugar sex magic” de RHCP.

Capta totalmente la esencia y trabaja con la directriz de “menos es más” (cosa que muchos productores y músicos no entienden ni entenderán nunca).

Pues bien, centrándonos en el disco, canción a canción vemos una absoluta coherencia en la musicalidad, en el clima creado… son canciones de guitarras acústicas, de arpegiados eléctricos mágicos, de bajos que se notan pero no se detectan, de escobillas sobre los tambores. De voz susurrada, cantada, con la fuerza y agresividad del timbre de Jakob, pero con la sensibilidad que necesitan esas mismas canciones, esos mensajes que son de verdad. Y, aunque no lo sean, yo me los creo. No hay efectos especiales asesinos de canciones. No disfraza nada. No engaña a nadie. No se acompleja ni se acobarda por lo que se espera de él. Mira hacia delante y crece con cada acorde.

Para mí, destacan especialmente “Will It Grow”, “Valley of the low sun”, “War is kind”. Temazos. Me niego a explicarlas o a describirlas… que cada persona las escuche y se imagine sobre ellas. Paraos también a leer las letras.

Recomendación de uso: durante la vuelta a casa de un día cansado, play a un volumen suficiente (no más), ventanilla bajada para apoyar el codo con comodidad… no aceleréis el coche…

Disfruten.

220px-Seeingthings_jd

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicado.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.