AETERNUS (2018), SARATOGA

en ÁLBUMES por

Desde Notodoesindie volvemos a centrar la atención en el panorama metalero español que está especialmente activo en lanzamientos no sólo en bandas emergentes sino en las ya más que consolidadas como es el caso de la banda que nos ocupa hoy.

A los que sois doctores en la materia, si os digo Saratoga no hace falta que os haga ninguna presentación pero si por el contrario no tenéis ni idea de quien os hablo os diré que es una banda que inició su andadura hace más de 25 años y cuya evolución ha sido más que positiva a pesar de todos los obstáculos que han tenido que sortear, que no han sido pocos. Y si no, que se lo digan a Niko Del Hierro que, aparte de ser el fundador de la banda y virtuoso bajista, es el único miembro que ha permanecido intacto ante tantos cambios de formación y es, por tanto, quien más porcentaje de mérito tiene en llevar al combo de Madrid a su status actual.

Saratoga presenta Aeternus, lanzado el pasado 16 de noviembre y que constituye su undécimo trabajo de estudio. Ha sido producido por Daniel Sabugal quien no es sólo conocido en el gremio por su trabajo de técnico de directo de la banda sino también por ser el bajista de Arwen, formación de gran calidad, de la que hace años no sabemos nada y que, para alegría del personal, se oyen rumores de vuelta.

Aeternus no decepciona, se compone de 10 cortes de los que se desprende energía, potencia, rabia, velocidad, y entrega. Los responsables son el ya mencionado Niko Del Hierro (bajo), Jero Ramiro (guitarra), Tete Novoa (voz) y Dani Pérez (batería). De todos los cambios habidos en estos años, ésta es la mejor alineación que ha tenido la banda desde que Leo Jiménez, apodado “La Bestia” por su gran poderío vocal, abandonara la banda para iniciar su exitosa carrera en solitario.

El disco arranca con «El olvidado de Dios», buen tema de apertura donde el benjamín del grupo, Tete Novoa, nos lleva de menos a más comenzando con un susurro y terminando con un gran estribillo a pleno pulmón. Jero Ramiro, doctor en esto de las 6 cuerdas, aporta un solo donde en el que cambia velocidad por melodía y expresividad algo que notaremos en este disco en más de una ocasión.

Pero no os deprimáis amantes de los ritmos “power metaleros” o “trashers”, si antes lo digo antes llega «Una vez fuimos héroes», primero de varios temas rápidos del disco (algo que personalmente me alegra porque los 4 integrantes se mueven con mucha comodidad cuando pisan el acelerador). Tema lleno de potencia, con una línea de guitarra que destaca sobre los demás elementos y estribillo que será un buen reclamo para los directos. La base rítmica de Saratoga está muy bien engrasada. No quiero dejar de mencionar a Dani Pérez, quien sin duda está entre los mejores baterías de este género junto con otros como Alfred Berengena y Carlos Expósito.

En «Tres ahorcados» apreciamos de nuevo algo que ya se sabía desde el anterior disco. La banda está muy cohesionada y forman un muro rítmico muy sólido. Prueba de ello también es el siguiente tema «Renegado» donde los madrileños bajan la afinación de las cuerdas y se sacan de la manga compases muy parecidos a los que nos tienen acostumbrados grupos que practican el metal progresivo.

«De tierra de nadie» es el corte más rápido de álbum. Un trallazo de power metal. Quien diga que para escuchar una buena canción de este género hay que salir de España se equivoca. Dani Pérez, soberbio como de costumbre, hace que las mazas de su doble pedal echen humo. La guitarra de Jero ramiro recuerda en muchos momentos a la de Timo Tolki de Stratovarius. Llamadme loco pero este tema me transporta al tema «Speed of Light» incluido en el álbum (1996) de la banda finlandesa. A destacar el trabajo de Tete Novoa en los guturales que quedan en segundo plano y que aportan más contundencia a la canción sin perder un ápice de melodía

«Si tú no estás» comienza con una pequeña exhibición de Nico Del Hierro al bajo y la guitarra de Jero, impecable como siempre. El último minuto de la canción seguro hará las delicias en vivo donde bajo y batería se quedan solos para encajar el tan “coreable” griterío del público.

Saratoga es fiel a la inclusión de baladas en sus discos y no iban a ser menos en Aeternus: «Acuérdate de mí» es una bonita balada donde volvemos a escuchar las guitarras acústicas que hacía tiempo que no estaban presentes en un disco de estudio; pero cuidado, pronto lo acústico deja espacio a lo eléctrico para dejar claro que en esto del metal no se baja la guardia.

En «Culpo a Dios» vuelve el sonido utilizado en su aclamado disco Agotarás (2002) donde recuperan pasajes en los que bajo, batería y guitarra ejecutan el mismo ritmo creando un muro de sonido atronador. Tete Novoa ofrece una versión más grave de su voz en el desarrollo pero no tarda en mostrar registros “marca de la casa” francamente agudos. Una vez más, es de destacar el trabajo de Dani Perez, es técnico, disciplinado y muy exigente. No hay una nota fuera de lugar, es contundente e inagotable y aparte de marcar el ritmo como un tren de mercancías ofrece matices en cada una de las notas que ejecuta ya sea en doble pedal, platos, timbales…

Nos acercamos a final del disco con «Cien mil veces no», uno de los temas más contundentes del disco desde el punto de vista de las letras. Aeternus cierra con broche de oro con «Siempre hacia sol», una muy buena forma de despedir este trabajo con cambios de ritmo y guitarras y voces superpuestas, otro tema candidato a ser coreado en los directos.

En suma, muy buen disco para aquellos que amáis el heavy metal, deja buen sabor de boca y mejora con cada escucha. Os alegrará saber que Saratoga ya prepara gira tanto por España como por Latinoamérica. Si los tienes a tiro no dudes en catar su directo porque no te defraudarán.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicado.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.