Cultura musical para indios y salmones

«HOW BIG HOW BLUE HOW BEAUTIFUL» (2015) FLORENCE + THE MACHINE

en ÁLBUMES por

Captura de pantalla 2015-07-15 01.27.22

Con vistas a las espesas frangancias del sur norteamericano; vapores calientes, paisaje tropical y algo de magia y misterio, Florence + The Machine ya adelantaban este periplo denominado HOW BIG, HOW BLUE, HOW BEAUTIFUL (Island Records).
Esta es una historia de cambio personal camuflado en un cuento de hadas. La delicada poesía vocal de Florence, acompañada de su banda, nos presenta una parte del cambio que ha representado para la banda el estrellato vivido con sus dos últimos discos; LUNGS (2009- Island Records) y CEREMONIALS (Island Records).
Este tercer largo de Florence + The Machine es un viaje, un barco que surca los mundo de la Srta. Welch y su conjunto; Un periplo, una aventura náutica por los submundos acuáticos del desamor. Un viaje a casa y más allá.
Aprovechando su salida el pasado 1 de julio, te invitamos a que te nos unas en este viaje por los mares de Welchlandia. ¡Al agua grumetes!

sleeve

Zarpamos entre los monstruos marinos de “Ship to Wreck(«Dredging the Great White Sharks, swimming in the bed”), seguimos y cae la primera noche en nuestro bote. Oímos los lamentos que trae la luna con sigo en la «What kind of man» y sus sirenos marinos, peligrosos y mortales con sus falsos cantos.
Pero esta aventura de 48:46, acaba de empezar, y cosas increibles quedan por ver. Como dijo HOMERO a sus hombres cuando despidieron tierra firme. Y así lo reflejan los acordes del tercer track y que da nombre a este álbum. «Tell me you see it too. We opened our eyes and its changing the view»» Cierra los ojos y deja que la brisa del mar te llene los pulmones; el destino es nuestro amo, el cielo es ancho y el mar tiene reflejos verdosos en su lomo.
Pero Ah! La tormenta de recuerdos, de dolor, de lucha cae justo encima nuestro. «Queen of peace es un alegato fuerte, con bases ritmicas y vientos épicos, mientras «Various Storms & Saints» es la calma después de la batalla. El mar que nos lleva nos mece con quietud y, es momento para la claridad y la decisión; “I am teaching myself how to be free”
Y con la calma, ya estamos a más de la mitad de nuestro destino. Aunque cruzar este meridiano no será fácil, al menos no para nuestra Florence, quién en “Delilah, “Long&Lost” y “Caught” nos habla de “otro tiempo de peligro”, de la desesperación, de la frustación, de la incertidumbre de no saber; no estar ni cerca ni suficientemente lejos. El sol pega fuerte en la cara, y el agua es clara y salada. Nuestra vida no está asegurada. Los sonidos ritmicos dejan lugar a oniricos coros y bajos a Low tempo. La voz de Florence es el único haz de luz que brilla sobre esta niebla sombría.
Tres largos tracks de viaje con una recompensa correspondida; ¡Tierra a la vista! ¿Véis las gaviotas? ¿El bullicio¿ ¿El amor en esas tierras? La suerte está de nuestro lado. Y es que las orillas de nuestra isla natal están a punto de mira.
Por fin nos hemos alejado del sufrimiento y lo hacemos con un himno a la Welch: Bases pegadizas, vientos, cuerdas y una letra de esas, con la que te levantarías todas las mañanas. “You are flesh and blood! And you deserve to be loved and you deserve what you are given”.
Lo bueno de los viajes, es que todos tienen un final. Un lugar donde acabar una historia y empezar otra. Una encrucijada. Y sentados en el Puerto de “ST. JUDE”, con el atardecer delante nuestro, vemos los barcos pasar y, por un momento, recordamos el lugar del que partimos, que ya nunca volveremos a ver. Decimos adiós a esa isla, y nuestros ojos recorren el camino a casa, listos para el descanso y el inicio otra vez. “And I was on the island and you were there too. But somehow through the storm I couldn’t get to you. St. Jude; somehow she knew. And she came to give her blessing while causing devastation.” El pop instrumentalista de Florence + The Machine entona notas naranjas, rosas, lilas…melodías suaves y bellas, unidas en filigrana por el sonido Boho-Pop que lleva la banda en su ADN.
Finalmente, dejamos el muelle atrás y volamos hacia nuevos destinos, queremos más, deseamos más y, el alegato final de “MOTHER”, es un himno a crecer, a seguir caminando. Una invitación a descubrir.

HBHBHB_zpszg3vkzdq

HOW BIG, HOW BLUE, HOW BEAUTIFUL es un lindo cuento instrumental, una lírica de más de 45 minutos, en los que de nuevo, FLORENCE + THE MACHINE dejan huella de su elegancia y su capacidad musical. Tanto a nivel de letras, que como ya hemos comentado se hilan a una tras otra para contarnos una historia de caída y renacimiento como comenta la misma Florence: «En tratar de aprender cómo vivir y cómo amar en el mundo en lugar de tratar de escapar de ella», como a nivel musical y producción, con la producción de Markus Dravs (HomogenicBjörk). Con el concepto de “Sonido épico”, muy utilizado en otras bandas Boho pop como SNOW PATROL o ARCADE FIRE. Asimismo, contó con la colaboración de WILL GREGORY (GOLDFRAPP).

Sin duda, este tercer LP que se marcan los ingleses es digno de mención; un disco limpio, de sonidos intensos, grandes. Unas letras maduras y con una retorica pseudo hippy. Todo ello crea una atmósfera casi casi mágica alrededor de los 11 sencillos que componen este disco que recomendamos encarecidamente.

Y para los que no los conozcáis, aquí os dejamos una lista de reproducción con los que son, para Caracois, los mejores temas de Florence + The Machine. Esperamos que lo disfrutéis tanto como nosotras!

Besos rizosos!!

Album review por Mis Flanders & Niña Piña (Caracois djs)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicado.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Lo último de ÁLBUMES

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir Arriba