Cultura musical para indios y salmones

LOW FESTIVAL 2016, DE BENIDORM A BENIDORM

en ARTÍCULOS/CONCIERTOS por

Seguro que mucha gente recordará el recopilatorio de Benidorm a Benicàssim donde Fangoria, Ellos, J, Beef o Christina Rosenvinge rendían homenaje al festival pionero indie por excelencia junto con uno de los festivales patrios míticos en los años 60. Pues unos años más tarde Benidorm se ha consolidado como una de las citas veraniegas donde los principales nombres del indie español se pueden dar su anual baño de masas, mientras que permiten foguearse a otras que empiezan a despuntar y de paso traen alguna banda de prestigio internacional.

Para mí era la primera vez que acudía a la cita del Low 2016, atraído principalmente por Belle and Sebastian, Suede y Los Planetas, nombres entre los tres a los que he asistido en más de quince ocasiones pero que uno no se cansa de ver.  «Pasa página, Pau» me decía alguno de Notodoesindie y yo claro aferrado a la nostalgia… Así que entre tanto reclamo noventero es normal que se dieran cita muchos que, como yo, peinamos canas junto a público más veinteañero, pero en armonía y equilibrado de forma que cada grupo de edad puede encontrarse cómodo. Por logística con los peques sólo pude asistir las dos primeras noches pero realmente lo disfruté de lo lindo, así que sin más vamos a lo importante, la música.

La primera noche siempre es la de adaptación al festival y entramos más tarde de lo previsto. Lo justo para escuchar a la M.O.D.A. (Maravillosa Orques Del Alcohol) cantar eso de “Los Hijos de Johny Cash” y sentirnos recibidos como en casa desde el principio. Curiosamente León Benavente invocarían al Hombre de Negro apenas un par de horas después.

IMG_2284[1]

El primer concierto al que nos acomodamos debidamente fue al de Love of Lesbian. Pronto pudimos ver que no pocos fans tenían entre las “primeras filas su obsesión”. Siempre me ha dado un poco de rabia la gente que critica a una banda o le da la espalda simplemente porque alcanzan el éxito sin tener en cuenta los méritos musicales. En el caso de los catalanes me parece bien dignos sus dos últimos trabajos, aunque si bien con su último “El Poeta Halley” sin llegárseme a atragantar no he logrado conectar tanto como con los anteriores. No obstante en directo nunca me habían fallado… hasta el viernes. Supongo que es un tema de expectativas y de quizás cierto bajón de intensidad o sorpresa al disfrutar la banda de un merecido éxito con el público entregadísimo desde antes que pisen el escenario. Musicalmente a nivel de técnica nada que reprochar, además contar con Ricky Falkner aunque sea en una esquina queda más que bien. Se nota que disfrutan y suenan acompasados pero falta algo… Quizás el saberse con el público ganado resta ese punto de ironía y  punto gamberro que antes estaba más presente. Además (percepción mía) era como si el espíritu del Poeta Halley se hubiera apoderado de ellos e incluso los clásicos sonaran sin la potencia de antaño.

Aún así el público disfrutó de lo lindo coreando tanto temas nuevos como antiguos y hubo grandes momentos como el momento confeti en “Oniria e imsomnia” que hizo estallar la euforia del público; el viaje a 17 años atrás en “1999”, “Allí donde solíamos gritar” o los momentos para hits coreables nuevos y viejos como el infalible “Club de fans de John Boy”, “Algunas plantas” (con aparición en escena de Carlos Cros que colabora en el disco) y nuevos como “Bajo el volcán”. Estamos ante uno de los grandes grupos del pop español de los últimos años, esperemos que no se gusten más de la cuenta y recuperen su mejor versión.

IMG_2286[1]

De ahí corriendo para llegar a León Benavente, no llegamos a su hit exitosamente prefabricado que es “Tipo D” (la escuchamos de lejos) pero llegamos a tiempo de ver cómo se salían y firmaban uno de los mejores directos del festival. A veces la línea entre el pop y rock and roll es muy fina, pero al ver seguidos el concierto de los lesbianos y el de León Benavente esa línea quedaba más que delimitada. Pura energía, rabia, fuerza… , cualquier cosa que pueda decir se quedará corto además cuentan con un repertorio que parece haber nacido para el directo: “California”, “Ánimo valiente”, “Aún no ha salido el sol”, “Gloria” o “Ser brigada” (con la que acabaron y provocaron una catarsis absoluta) parece que han sido concebidas para el directo ganando incluso más en concierto que en sus discos. Había ganas de ver a León Benavente en escenario grande y no decepcionaron.

Y por fin llegamos a uno de los nombres más esperados de la primera noche, los escoceses Belle and Sebastian que como tales nos dijeron que nunca abandonarían Europa. De nuevo de vuelta al POP. No puedo ser imparcial con esta banda, pero la última vez (en el Summercase ya hace algunos años) me decepcionaron un poco, así que iba con el freno de mano pero sentí algo muy grande (que diría León Benavente). “I’m a Cuckoo”, “Step into my office, baby”, «Like Dylan in the movies” o “The stars of track & field” me pusieron una sonrisa imposible de borrar durante todo lo que duró el concierto. Hay quien dice que la hora a la que tocaron no era la más adecuada para un festival o que el repertorio tenía demasiados bajones… ni más ni menos que como la carrera de Belle and Sebastian, al fin y al cabo algunas de las canciones de sus primeros álbumes fueron compuestas por un tímido Stuart Murdoch desde su habitación en la parte alta de la iglesia donde trabajaba y vivía; son canciones en las que la gracia está en la sencillez y está muy bien que las recuperen. Sobre todo si después vienen momentos más dados al baile como con las de su reciente trabajo “The Party line”, “The power of three” o, de su trabajo anterior, “I didn’t see it coming” donde las veintitantas personas que habían subido al escenario en la canción “The boy with the arab strap” seguían arriba y convirtieron el concierto literalmente en una fiesta de la que nos contagiamos todos. Canciones al margen a veces la compañía es lo que hace único un instante musical y así “Get me away from here, I’m dying” fue uno de mis grandes momentos del festival. Se hubiera podido acabar aquí el festival que me habría ido contento a casa… pero apenas acababa de empezar.

Rematamos la primera noche con un poco de potencia de Belako, pero tras la paz de Belle and Sebastian nos dio  palo engancharnos… Un error a juzgar por la entrega de la gente en las primeras filas que lo daban todo. Hot Chip me sorprendieron gratamente, para mí una banda de electrónica que defiende con base orgánica su directo tiene mucho ganado, y en este caso diría que nunca vi a un batería aguantar tanta rapidez por tanto tiempo como la chica que toca con Hot Chip. La gente tenía ganas de bailar y en cuanto despacharon “Over and over” o “Ready for the floor” el Low se volvió en una gran rave.

No nos quedamos hasta el final pues por fin nos acercamos a uno de los escenarios pequeños para ver como Los Nastys convertían su propuesta garajera casi en punk acabando con el guitarra a hombros cayendo y dándose un golpe que se quedaría en susto y gran final para su show. De ahí a descansar no sin antes ver un poquito de WAS, los cuales tienen suficiente ritmo como para no tener que pedir insistentemente más entrega de su público.

IMG_2297[1]

Y llegamos al segundo día. Bien prontito,  el calor con Señor Chinarro se pasa mejor. El sevillano pese a la hora no escatimó con su banda en intensidad, pero sí en éxitos, pues prefirió explayarse con su último disco “El progreso”, pues como el propio Luque dijo “un grupo vive de sus discos no de verbenas”. Aún así cayeron entre otras “El rayo verde”, “Babieca”, “Más grande que Barcelona”, “Los Ángeles” y acabó tocando “Una llamada a la acción” y pese a que ya había avisado que iba a ser último mandamiento el final pilló a la gente con sorpresa y con ganas de más.

De ahí pasamos a Second. Baño de masas para los murcianos que consiguieron arrancar coros hasta de los que no se sabían las letras con un dominio de los “oooooo” dignísimo del propio Chris Martin. Pese a que presentaban “Viaje iniciático”, editado en 2015, la imagen que presidía el escenario era de su anterior el aclamadísimo “Montaña rusa” y de hecho temas de ese disco como “2502” o “Extenuación” fueron de lo más celebrado.

Novedades Carminha han pegado un salto de gigante y el público, sobre todo en las primeras filas, estaba entregadísimo a los gallegos. Espectacular el pogo que proyectaban las pantallas enfocando a los de la primera fila dándolo todo. Dedicaron “Juventud infinita” a Los Planetas que como bien dijeron podrían ser sus padres. “Pesetas”, “Te vas con cualquiera”, “Jódete y baila”, “Tú antes molabas” se convierten en mantras en directo que ya quisieran tener en su repertorio bandas más consolidadas al igual que la canción perfecta para cerrar su bolo “Antigua pero moderna”, más que apropiada para el festival en el que cantó Julio Iglesias (como más tarde apuntaría Jota de Los Planetas).

Los de Santiago dieron un concierto más festivalero (o al menos más festivo) que Niños Mutantes y La Habitación Roja que serían los siguientes en tocar en dicho escenario. Ambas bandas sonaron de forma contundente e incluso tuvieron momentos más que destacados como cuando Pau y Jorge de LHR subieron a cantar con Los Niños Mutantes. Por su parte La Habitación Roja hicieron un set más que respetable aunque poco sorprendente a estas alturas. Si bien nunca fallan y un concierto en el que suenan “El eje del mal”, “Ayer”, “Indestructibles”, “Si tú te vas” y las bailables “You gotta becool” o “De cine” pues como poco remueve y recuerda viejas sensaciones. Sin duda influye que los había visto no hace mucho y que uno iba más entregado a Suede y a Los Planetas. Entre medias Black Lips hizo un show correcto pero sin lograr convocar a mucha gente frente a su escenario.

IMG_2340[1]

Lo de los dos cabezas de cartel noventeros es para capítulo aparte y si me lo permitís a Los Planetas le dedicaré otro artículo (mis compañeros de Notodoesindie seguro que dirían que no dé la chapa, pero sinceramente la ocasión lo merece… ya se lo dedicaré a ellos). Así que nada, simplemente decir que el setlist de Los Planetas no defraudó a ningún seguidor acérrimo y repartió los hits justos para contentar a todos y poner patas arriba el escenario principal y además sonando espectacularmente bien, incluso haciendo inteligible la voz de Jota. Pero lo dicho, otro día  amplío.

IMG_2358[1]

Lo de Brett Anderson al frente de los Suede fue de otro nivel. Pese a tener al público entregado no escatimó en esfuerzos. Todo el rato estuvo como poseído, es difícil ver a una estrella a ese nivel. Pese a tener el público ganado salió a ganárselo una vez más, como queriendo demostrar que tiene cuerda para rato. Eso sí, despachó dos temas recientes nada más comenzar y luego nos teletransportó a los 90: “Film star”, “Animal nitrate”, “Trash”, “So Young”, “She is in fashion”, “We are the pigs” o “New generation”. Pero lejos de resultar previsible se guardó alguna sorpresa como la mítica cara b “Killing of a flash boy” y supo mantener el tipo cuando se produjeron algunos problemas con el sonido de su voz, que le llevaron a estampar el micro contra el suelo hasta en dos ocasiones. Incluso hubo momentos para el dramatismo cuando después de no conseguir que se prolongara el estribillo de “She is in fasshion” como él hubiera querido subió al escenario y tuvo una caída que juntada probablemente con un golpe de calor le llevó a quedarse tumbado en el suelo durante un rato que se hizo eterno e incluso hizo que saliera a recibir asistencia. Por suerte se levantó y siguió dándolo todo como si no hubiera mañana. Hasta se permitieron el lujo de hacer un bis, tan poco habitual en estas citas. Uno que, al menos en  directo, gana con el tiempo… Vaya entrega, hizo pequeños a todos los demás. Días más tarde en mi cabeza aún resuena lo de «sunshine will blow my mind and the wind blows my brain».

IMG_2354[1]

Uno pensaba que ya el festival daba poco más de sí. Casi por curiosidad nos acercamos a ver a Exsonvaldes, un directo que se antojaba demasiado tranquilo para esas horas de la noche pero que resultó mágico. Una propuesta tan sobria como elegante. Ahí quedó patente que el tamaño del escenario lo marca la grandeza de quien toca encima de él. Muy buen sabor de boca para acabar, sólo hubiera faltado Helena de Miquel subiendo a cantar “Cyclop” con él.

Y de camino a la salida los rompe pistas Buffet libre nos atraparon y nos hicieron repetir una y otra vez lo de “venga, una más” y así nos bailamos trozos de Daft Punk, Chemichal Brothers, MGMT o Lori Meyers en una sesión que seguro contentó a Indios y Salmones.

Para mí el adiós para el Low 2016 pese a quedar pendiente la tercera noche. Un festival con apenas pegas a nivel de organización, con cero agobios pese a la gran afluencia de público. Quizás la única pega la tendrán los grupos pequeños que, al competir siempre con grandes bandas, la afluencia de sus escenarios no  era muy numerosa… Pero vaya seguro que más de uno pronto dará el salto a los escenarios grandes. Por contra también, algún detallito probablemente de cuando llevaban el “low cost” en el nombre y al igual que las aerolíneas de esa categoría algunas triquiñuelas como no dejar salir a los que llevaban entrada de día (salir sí pero no volver) o el juego de trileros de los vasos, ¿si costaban 1,25€ porque te devuelven 1€?, anecdótico pero multiplicado por 75.000 personas es una digna cantidad. En lo artístico, propuesta poco arriesgada pero escenario perfecto para disfrutar de bandas consagradas sin demasiados agobios (tiene el aforo perfecto, llenarlo más sería un error) y una gran opción para algunas bandas nacionales de poder darse baños de masas.

En fin, gran fin de semana musical en el que me encontré con amigos y bandas de décadas pasadas… Larga vida al Low.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicado.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Lo último de ARTÍCULOS

EL LIVE ESTÁ AQUÍ

Falta un mes escaso para la cuarta edición del Mallorca Live Festival,

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir Arriba