Cultura musical para indios y salmones

MIS EXTRAÑOS VILLANCICOS

en ARTÍCULOS por

 

Llega la Navidad y la ciudad se transforma. Luces tintineantes en las casas cambian nuestra visión.  Huele a castaña y a incienso, y todo sabe a mazapán. Hace frío y suenan panderetas, zambombas y almireces.

Por un instante me siento niño y recuerdo la alegría de estar con la familia. Juego a la peonza. ¡Vienen los Reyes y no me puedo dormir! Me despierto el primero, muy temprano. El sofá está lleno de regalos: muñecos de He-Man y juegos de MSX. De pronto la visión de un Papá Noel haciendo «balconing» hace que todo se desvanezca. Huele a dinero y todo sabe a capital. Hace calor, estoy en un centro comercial y suena «En Navidad» de Rosana. ¿Podría ser peor?

A lo largo de los años han ido quedando en mí diferentes discos que, de alguna manera, se han convertido en mi banda sonora de estas fechas. No sé muy bien cómo pero mi cerebro ha seleccionado algunas canciones que he escuchado, años atrás, en Navidad. Siento de nuevo, en estas fechas, la necesidad de escucharlas. Os presento algo muy íntimo: mis extraños villancicos.

Era Navidad del 87 cuando escuchaba «Islands» de Mike Oldfield. Tenía 7 años y abría regalos mientras sonaba esta canción.

Navidad del 93. Tenía 14 años y paseaba a mi perra escuchando música en el Walkman, era un día soleado de diciembre. Pensaba en mi vecina y crucé sin mirar. Estuve a nada de ser atropellado… «Return to Innocence».

En esa misma Navidad no dejaba de escuchar The Wedding Album de Duran Duran y «Breath After Breath», un bonito villancico.

Un año después: 1994. «El Patio» me hacía recordar que con 15 años seguía siendo un niño.

En 1995 quería decirle a la niña de la que estaba enamorado que se quedara conmigo, aunque ni siquiera le había dirigido la palabra.

Esta fue la primera canción que escuché tras las campanadas. ¡Buena forma de empezar el año!

 

Y no sé muy bien que pasó en el 95 porque «Fairground» también pasó a formar parte de mis extraños villancicos… no recuerdo el por qué… ¿será por mi primera borrachera?

En 1999 era tiempo de bailar «Five Phatoms» por la ciudad.

En 2014 (ya casi 2015) es tiempo de compartirlos con vosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicado.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Lo último de ARTÍCULOS

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir Arriba