Cultura musical para indios y salmones

ENTREVISTA A L.A.

en BALEARES/ENTREVISTAS/PORTADA - SLIDE por

No suele ser raro que muchas veces acabemos consiguiendo algo que, a priori, parece muy difícil antes que algo muchos más sencillo o sin complicación aparente. Esta entrevista podría ser uno de esos casos a pesar de la cercanía, por un motivo u otro, se nos ha ido resistiendo a lo largo del tiempo desde que Notodoesindie viese la luz, hace ya algo más de 3 años, pero por fin podemos decir que, aprovechando su presencia en el Mallorca Live Festival, pudimos entrevistar a Luis Alberto Segura alma mater de, la que sin lugar a dudas es ya una de las bandas más importantes de la historia de la fructífera cantera mallorquina, L.A.

Aprovechamos la oportunidad para hacer un repaso tanto de su último disco, King of Beasts, como de su casi 15 años de carrera y sobre todo para quitarnos la duda de si el concierto navideño del grupo acabará convertiéndose en tradición.

– L.A. es probablemente una de las bandas más consolidadas del panorama nacional, respetada por público y crítica. ¿Cómo vives el momento actual teniendo en cuenta toda tu carrera artística?

Lo vivo bien, con calma pero sin parar, siempre pensando en lo siguiente…

– En línea con la anterior pregunta, si no nos fallan las cuentas L.A. cumplirá 15 años en 2019. ¿Cómo ves la evolución de la banda, y la tuya personal, con la perspectiva del tiempo?

Ha sido un camino intenso, sobretodo los últimos 10 años, desde que salió Heavenly Hell, una montaña rusa que sigue teniendonos en vilo aún a día de hoy. Ha habido de todo, bueno y  malo, aunque siempre predominando las experiencias positivas pero esto es un camino complejo, de mucho esfuerzo, de mucha satisfacción y frustración también, un auténtico cocktail molotov de emociones.

Es evidente que no somos los mismos que hace 10 o 15 años, cambian muchas cosas sobre todo a nivel personal, familias, hijos, etc. y todo eso hace que tu perspectiva y tu visión vaya mutando, los intereses y las intenciones no son las mismas que al principio, solo hay una cosa que permanece ahí y son las ganas de hacer música.

– Después de 4 discos, King of Beasts combina canciones que suenan al L.A. “de siempre” con algunas instrumentales o incluso canciones más pop hechas para corear a lo “stadium band”. ¿Es esto casual?

Parte sí y parte no, hay una parte muy natural y muy espontánea en King of Beasts y eso es el descontrol que hay en el disco, pasar de una instrumental a una canción con 80 pistas de instrumentos a una con solo acústica y voz grabada con un magnetófono. Eso es mi cerebro y el desorden que lo caracteriza desde mi primer disco Grey Colored Melodíes. Después está la parte más preparada y pensada para actuar en escenarios grandes, girar por todo el mundo y sobretodo incitar a corear los estribillos. En esa faceta ha tenido gran culpa el productor del disco, Antoni Noguera, quien me ha empujado a sacar siempre un estribillo mejor o un arreglo mejor, esa es su especialidad y a la vista está.

– ¿Cómo ha sido la elección de los temas incluidos? ¿Es un proceso coral junto a la banda o eres tú el que decide?

Fue una elección paulatina, y que iba cobrando forma a medida que íbamos registrando todo el material en el estudio, pero fue un trabajo conjunto con Noguera. Le dimos muchas vueltas y las colocamos de muchas formas hasta dar con el tracklist final.

– En este nuevo trabajo el sonido se mueve entre diferentes aguas. En nuestra opinión sería el disco más versátil en lo que a estilo musical se refiere, ¿cómo lo ves tú?

Es cierto, lo es precisamente por lo que te contaba antes, si algo tiene el disco es la diversidad de producción a lo largo de sus 17 canciones, es también sin duda mi disco más experimental.

– ¿Crees que a nivel personal ha sido el disco en el que más has arriesgado o experimentado musicalmente?

Sí, por muchos motivos, pero principalmente por la instrumentación y por el jugueteo constante con la electrónica una canción como “Wind” habría sido impensable hace 2 años.

– En los directos de presentación del disco comentáis la cantidad de sonidos y artilugios que habéis usado en la grabación. ¿Cómo se integra eso en el sonido de directo?

Empezamos intentando ser fieles a la grabación y así lo hicimos durante un año de gira, ahora ya hemos vuelto a la formación de 4 original, mucho más sencilla y directa, eso sí, introduciendo gran parte de la artillería del King Of Beasts.

– El vídeo de “Where the Angels Go” nos parece una preciosidad. ¿Cómo surgió la idea de rodar un videoclip en Islandia? ¿Cómo fue la experiencia?

Un día me llamó mi A&R en Sony y me dijo que me iba a llamar alguien que había tenido una idea genial para llevar “Where The Angels Go” a la imagen. Ese alguien resultó ser Willy Rodríguez, un joven realizador con un cerebro aún más loco que el mío. Cuando me llamó y me contó lo que quería hacer me pareció tan surrealista que dije que sí al instante.

¿Irnos con una patinadora a recorrer Islandia? ¡Vámonos!

– Este año has estado tocando en el MLF en Mallorca, ¿notas diferencias entre el público insular y cuando giráis por el resto del territorio español? ¿Y en el extranjero?

Mallorca es diferente en muchos aspectos, gran parte del público me sigue desde que tocaba en el Bluesville, en restaurantes y bares de toda la isla y eso siempre lo tengo en cuenta, puedo meter alguna cosa de mis primeros discos, que solo se conocen aquí, y lo agradecen y les gusta… ¡y a mí más! y después sobre todo el cariño mutuo.

Tener el público lleno de amigos y familiares mezclados con gente que te acaba de conocer y fans de hace 15 años es una sensación maravillosa..

– ¿Qué piensas del estado de salud de la escena balear? ¿Qué grupo o grupos te gustan en particular?

La escena esta bien cargada. En cuanto a mi ámbito “indierock” se refiere hay infinidad de propuestas totalmente exportables fuera de nuestras fronteras como The Prussians, Ombra, The Wheels, Thony Bloom, The Bay City Killers, Tacosanto, Maico y la lista no acabaría nunca.

– El público mallorquín quiere saber si lo del concierto navideño acabará en tradición… ¿Hay que ir reservando fecha en el Teatro Principal para este 2018?

Jajajaja. Pues si, la intención desde que lo hicimos por primera vez hace dos años ha sido fijarlo como una cita anual en uno de mis escenarios favoritos del mundo y con mi público favorito.

– Por último, te pediríamos una recomendación de un disco actual que estés escuchando.

Pues te podría decir muchos ahora mismo, pero por ejemplo estoy muy enganchado a Rare Birds de Jonathan Wilson y a la banda sonora de El hilo invisible de Jonny Greenwood.

Entrevista: @natxodelvalle y Carlos Fernández

Fotos: Six Producciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicado.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Lo último de BALEARES

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir Arriba