• KaseO-7.jpg

CRÓNICA KASE.O

en CONCIERTOS por

Lo que sucedió el pasado 22.07.2017 en Palma de Mallorca tiene toda la pinta de querer pasar a la historia. El mc zaragozano Kase.O congregó a más de 4.000 personas en el recinto (perfecto para la ocasión) de Son Fusteret. Y claro, si damos un paso atrás en el tiempo, aquellos que tuvimos la suerte de disfrutar del concierto de Violadores del Verso en la tristemente desaparecida Sala Sonotone allá por el año 2001 en el barrio de Gomila (¡Barrio que Kase.O mencionó en el concierto por cierto!), sabíamos perfectamente (TODOS) que el zaragozano era algo fuera de lo común, prácticamente inalcanzable. Pero nunca intuimos que podría llegar a las grandes masas y además, sin perder un ápice de pureza y realidad.

El espectáculo estuvo plagado de aciertos. Empezando por un sencillo escenario (grande, pero sin florituras) con un sonido apabullante, pasando por un excelente juego de luces y acabando en una puesta en escena sencilla y efectiva. Algo que es de agradecer ya que en un concierto lo único realmente esencial es la música, lo demás es secundario, y en el fondo, sirve para disfrazar posibles carencias. Pero es que además, hablamos de un rapero acompañado por una segunda voz (el zaragozano Momo que por cierto estuvo perfecto tanto en su actuación en solitario como de acompañante de Kase.O) y un DJ (evidentemente no uno cualquiera, sino su compañero en Violadores del Verso: R de Rumba) y claro, el mérito se multiplica. No todo el mundo nace con el magnetismo que desprende Javier Ibarra. Y aunque en uno de sus múltiples discursos (tal vez lo menos atractivo, pero bien pensado, no estuvieron de más. Ibarra sabe que es influencia directa de varias generaciones) dijo que cualquiera se puede especializar en algo concreto, está claro que en su caso, no solo es su enfermizo trabajo de perfección letrística (la especialización de la que hablo), sino que tiene aquello que otros pueden intentar forzar pero que nunca llegarán a tener. Algo que no tiene nombre y que solo tienen los mejores.

Como no podía ser de otra manera el concierto fue un círculo en el que Kase.O desgranó casi todos los temas de su esperadísimo debut en solitario, añadiendo entre medias, y a modo de retrospectiva, algunas de sus colaboraciones para otras formaciones como sus amados Violadores del Verso, Dogma Crew o incluso Míos Tíos. Casi dos horas de concierto y que tuvieron como culmen la interpretación de “Basureta” (una auténtica obra maestra. Así, sin miedo a decirlo) con Javier Ibarra sentado en medio del escenario desgranando los seis minutos del mantra.

Un concierto épico que rozó la perfección. Tanto la rozó que tras la reflexión post-concierto, el que escribe siente nostalgia de los añorados freestyles que solían suceder cuando no existía la masa de público. El vértigo de rozar o cometer el error en tiempo real es algo que se debería recuperar… al final lo natural es la imperfección. Pero en todo caso, sigo pensando que el concierto de Kase.O fue épico y va a quedar en nuestras retinas durante mucho tiempo.

Texto: Jesús Mateu Rosselló

Fotos: Six Producciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicado.

*