Cultura musical para indios y salmones

EL FESTIVAL

en EL RINCÓN DE DANIEL HIGIÉNICO por

Eran más de las siete de la mañana cuando salimos al escenario en aquella mierda de festival. El poco público que quedaba estaba totalmente borracho, deambulando por el desolado campo de fútbol como una manada de zombis.

Nos miramos tristemente resignados y empezamos a tocar.

Las primeras notas del bajista sonaron deprimentes, lánguidas, viscosas como los mocos de una medusa. La batería entró con desánimo, a destiempo, compitiendo con el bajo en tristeza y desasosiego. La percusión sonaba como un cacho de plástico golpeado por las nalgas de un mandril. Entró el piano, pero no tuvo suerte, el bajo y la batería no estaban allí, luchaban totalmente desconectados del mundo exterior. Sus mentes volaban hacia tiempos imposibles.

Poco a poco, se fue formando un pequeño grupo de curiosos delante del escenario. Nos miraban atónitos, con la cabeza ladeada y los ojos desorbitados, apoyados en las vallas de seguridad con su vaso de litro de cerveza rebosante, intentando inútilmente mover los pies al compás de la música.

Entró el guitarrista, con aquella entrada tan guapa que teníamos ensayada. No sirvió de nada. Sonó un chirrido infernal que destrozó mis tímpanos, y los del escaso público, que, asustados, saltaron hacia atrás al unísono derramando más de una cerveza sobre sus pantalones.

Sólo quedaba yo.

Todo dependía de mí.

Tenía que empezar a cantar y arreglar aquel desbarajuste.

Me preparé concienzudamente mientras el guitarrista intentaba acoplarse sin éxito a los demás músicos…

Tragué saliva…

1, 2, 3 y…

¡A vint-i-cinc de desembre, fum, fum, fum!

…por Daniel Higiénico

Ilustración: Pato Conde

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicado.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Lo último de EL RINCÓN DE DANIEL HIGIÉNICO

LA ACTITUD

¿Recuerdas nuestro primer concierto, cariño? Jack rompió cinco cuerdas y tú te

EL REPERTORIO

Diciembre 2056 Bueno, ya estoy aquí, como cada año. A ver si

EL PSICÓLOGO DE MARK

Ocurrió una gélida noche de diciembre en Nueva York. Había vivido una

INSOMNIO

A Mario le era imposible conciliar el sueño desde aquel fatídico día

LA CRÍTICA

La crítica Fucking Shit Punk Magazine Noviembre de 3016 Álbum: Intestines Grupo:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir Arriba