Cultura musical para indios y salmones

RUGEN LAS FLORES (2015), McENROE

en ÁLBUMES por

A veces rebuscamos la belleza entre la complejidad, estableciendo una relación pretenciosa y puede que hasta esnob. Sin embargo, en muchas ocasiones la encontramos de la mano de las cosas más simples, aparentemente mundanas: la rutina de un paseo diario; la cita semanal para el fútbol junto con un buen amigo; ese beso al llegar a casa… Esa belleza revestida de simpleza puede ser la más difícil de apreciar, hasta que la perdemos.

El sexteto de Getxo McEnroe, publicó el pasado mes de abril su 5º álbum de estudio, “Rugen las flores” (Subterfuge Records). Una experiencia que puede doler y sanar en partes iguales, pero siempre bajo el influjo emocional de unas letras que tocan todos esos momentos de luz y oscuridad que aprendemos mientras vivimos. Todo menos indiferencia. Once canciones que pueden sumergirte en corales de melancolía y deseo.

Buenos ejemplos de ellos son “La Electricidad”, cuyo comienzo de guitarra ya anuncia la genialidad de ese recuerdo evocador de momentos de felicidad, de plenitud sensorial.

“Yo estaré por aquí, escondido en algún recuerdo o en el leve movimiento de sentir.

Estás por aquí, escondida en alguna frase o en el leve movimiento de vivir.”

O la propia “Esta Misma Sensación De Soledad”, donde la gran Miren Iza (Tulsa) acompaña con su dulce voz una melodía y una letra que sobre todo gritan a esa desesperanza que nos invade cuando nos ahogamos en nuestro propio amor apilado.

«Hay más gente que siente esta misma sensación de soledad de tener muy dentro tanto amor guardado y no saber cómo hacerlo estallar o no tienen a quien podérselo dar o lo dieron a quien lo cuidó tan mal»

A estas alturas cualquiera puede hacerse a una idea de lo que le espera si decide escuchar el álbum; pero cuando parece que todo termina, justo al final de los apenas 50 minutos de duración, encontramos una brutalidad sonora que en forma de suave brisa se acaba convirtiendo en un auténtico “Vendaval”.

“Buenas noches mi amor,

que no se dónde estás tú, dónde estoy yo.

Siempre estarás junto a mí.

Que sea otro quien te haga feliz”

Como «nota para el lector» diría que este es un viaje arriesgado, una prueba de valor; y si lo que buscas son emociones fuertes…, agárrate y salta al vacío… Sin duda será un ejercicio liberador.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicado.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Lo último de ÁLBUMES

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir Arriba