Cultura musical para indios y salmones

ODIO LOS FESTIVALES DE VERANO

en ARTÍCULOS/OPINIÓN por

¿Por qué? En mi línea de cabreos con el mundo, hoy le toca a los “Festivales de Verano”. En concreto “Macrofestivales”.

Llevamos años en que cada vez más, proliferan los festivales a estas alturas del año. Hace años estaba el de Benicàssim, el Senglar, el Dr. Music. Ahora hay uno en cada pueblo, casi.

Carteles enormes, para hacerse una maratón de ver grupos… sin parar desde el mediodía hasta altas horas de la noche. Después “maldormir” en una tienda de campaña, con el supuesto o no respeto de los “vecinos”.

Después a ducharse en comunidad, a comer bocatas a precio de caviar… y beber refrescos de barril o cerveza barata caliente.

Todo esto aderezado con un magnífico sol de justicia.

Sin olvidar el precio… precio de un día, de dos, abono… y la magnífica pulsera que hasta que no se cae sola, los festivaleros no osan quitársela.

En el mejor de los casos, hay tres escenarios y no hay música simultánea, sino que paran en uno para empezar en otro… pero el mejor de los casos no quiere decir siempre.
Podríamos añadir cosas que le añaden valor, como la gravilla del suelo, los inodoros en donde hay más restos fuera que dentro (donde has tardado una hora en llegar, por supuesto).

Pues bien, para mí, no son estas cosas las que me hacen odiar los festivales. Me jode que monten un festival de 50 grupos, en donde concierto sólo se le puede llamar al de los dos o tres (o cuatro) cabezas de carteles.

El resto son muestras de 30 minutos, en las que el grupo tiene que aprovechar su oportunidad (¡¡¡¡gracias por dejarnos tocar!!!!) para tocar frente a gente hastiada, cansada, borracha, y que pasa en muchos casos de ellos.

O a las 12h bajo un sol de justicia, con 3 personas tumbadas en el suelo…

Además, si el grupo en cuestión tiene la suerte de tocar en el escenario 1, genial. Si toca en el 2, uffff. Si toca en el tres, quizás sea con el equipo con el que ensayan en su garaje. (Pero gracias a la organización por la oportunidad).

Me gustaría saber qué cachés se pagan a las bandas… no a los cabezas de cartel, sino al grueso del festival. A las bandas emergentes que llevan curro y horas de ensayo, ilusiones, para darlo todo en media hora, con la recompensa de una palmadita en la espalda y un escaparate (¡¡¡ja!!!!). Escribo con conocimiento de causa.

Está bien claro, y es lícito, que el que organiza un festival lo hace porque le gusta la música, pero para ganar dinero. Está bien claro.

Que quede claro, que es una opinión personal y como tal debe ser leída. Y sí, generalizo, y estoy convencido que hay festivales dignos para los grupos.

ODIO LOS FESTIVALES. AMO LA MÚSICA.

3 Comentarios

  1. Pixies: 50€
    M83: 50€
    Arcade Fire: 45€
    Foals: 35€
    Tame Impala: 35€
    New Order: 35€
    Underworld: 30€
    Chvrches: 30€
    Editors: 25€
    Hot Chip: 25€
    José González: 25€
    Wolf Alice: 25€
    Father John Misty: 20€
    Grimes: 20€

    Es obvio que los festivales no son el paraíso y hay de todo, pero creo que con eso está todo dicho. Y he estado en salas con sonido bastante peor que el de la mayoría de escenarios de festivales. Mira que creo que se les pueden hacer críticas razonadas sobre el postureo, las marcas, los carteles incoherentes con el único fin de atraer el mayor público posible… pero precisamente con tus argumentos no comulgo.

  2. A mí me gustan los festivales de verano aunque todos conocemos la saturación y explotación excesiva de algunos… No obstante el enfoque de Paco iba más por ponerse en el lado de las bandas pequeñas y medianas a las que les venden como chollo aparecer en un festival y las condiciones con que les llevan dejan mucho que desear.

    Por contra, llevándolo al lado empresarial, hay que ver qué aportan en venta de tickets determinadas bandas al festival… pero eso no justifica determinadas malas prácticas y muchas veces con un tema de formas se puede cuidar a las bandas más allá de lo que marque el caché…

    Luego se puede plantear la diferencia de ver a una de las bandas que mencionas en su concierto o en un festival; y volviendo a las bandas las prisas o las pruebas de sonido que no pueden hacer las bandas pequeñas, etc.

  3. a aquellos que vimos a B7rdon en Can Picafort o el SELVA ROCK. pioneros y auténticos no quetemos saber nada de Port Adriano o a esas tentayivas de traer dinosaurios….NO.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicado.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Lo último de ARTÍCULOS

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir Arriba