Cultura musical para indios y salmones

CUATRO MILLONES DE GOLPES, ERIC JIMÉNEZ

en LIBROS Y MÚSICA por

Cuando vi anunciado este libro lo primero que pensé es que no lo iba a leer. Pese a haberme leído todos los libros publicados sobre Los Planetas había algo en él que me echaba para atrás. Eric Jiménez llegó con Los Planetas ya formados, la esencia del origen de la banda son J y Florent y no pensaba que fuera a captar mi interés. Primer prejuicio desmontado, ojeando algunos pasajes al azar del libro en una librería al final no pude más que llevarme  un ejemplar para no ya leerlo sino devorarlo.

Otro pensamiento que me frenaba es que, a priori, la infancia de Eric y sus vivencias poco me iban a aportar. Segundo prejuicio desmontado. La parte inicial del libro no solo es tan interesante como cuando Erik empieza a tocar con Lagartija Nick y Los Planetas sino que te deja incluso con ganas de más. Además resulta fundamental para saber acerca de cómo se forjó la personalidad del batería e incluso su forma de tocar, dándolo todo y, como él mismo dice, haciendo bailar a su instrumento.

Cuatro Millones de Golpes está escrito de una manera muy directa, parece que el propio Erik te lo está contando, aunque entre el lector y el batería hay un intermediario, Holden Centeno, sabe mantener a la perfección la esencia de la historia y es creíble puesta tal cual en boca del batería. Seas o no seas fan de Los Planetas la historia tiene un ritmo y está plagada de tantas anécdotas que hacen que la historia te atrape por encima de la trascendencia musical de los grupos de Erik: el hostal repleto de personajes de todo tipo en el que transcurre su infancia; sus experiencias iniciáticas en el punk granadino de la mano de KGB; su dolorosa y prematura historia de amor que le llevaría a casarse siendo aún menor; los primeros pasos con Lagartija Nick y su gran amigo Antonio Arias; el auge meteórico con Los Planetas; la mala vida y las juergas de las giras; su transformación cuando está sentado detrás de la batería; la amistad con Morente y la grabación de Omega; su generosidad y cómo la paternidad le cambió la vida…

El único pero es que los seguidores de Los Planetas nos quedamos con la sensación de querer saber un poco más de los entresijos de la banda, la famosa exigencia de J, las discusiones en el estudio o las causas de las rotaciones de los músicos en la formación, sobre todo en los inicios. Comprensible que por otro lado que lo trate así estando como está aún hoy en el seno de la banda. Y es que, como se diría en el fútbol, lo que sucede en el vestuario se queda en el vestuario.

En definitiva un ensayo que te engancha y que, pese a dejar con ganas de más chicha, su historia es más trepidante que la de muchas novelas de ficción. Gracias Eric por compartir tus vivencias. Cuando tuve ocasión de ver a Los Planetas en el concierto que dieron en el Palau Sant Jordi, un servidor miraba hacia la esquina donde estaba la batería sabiendo que allí había un Planeta tan grande como el que más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicado.

*

Lo último de LIBROS Y MÚSICA

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir Arriba